LEY UNIVERSITARIA

¿Qué pretenden los apro-fujimoristas con la modificación de la ley de la reforma universitaria?

 Mauro LOMER

Noviembre 2016

Ley universitaria nº 30220, promulgado en el gobierno de Humala, no es una ley que soluciona los problemas de fondo de la universidad peruana, en decadencia desde hace muchos años, pero ha puesto en evidencia intereses que tienen los grupos de poder existentes. Reconocemos el rol que tiene la universidad para el país, es parte de subdesarrollo social, político y tecnológico. Como tal, cualquier decisión que se tome respecto a la universidad debe corresponder a la sociedad a través de sus organizaciones representativas, llámese gobiernos locales y regionales, profesores, estudiantes, y las organizaciones sociales. Como todo proyecto nacional, porque la universidad lo es, debe construirse desde las bases y no al revés. La universidad está ligada directamente a la educación y al desarrollo tecnológico nacional. Lo ideal hubiera sido una ley que salga como fruto de un debate nacional, con resoluciones por comunidades, provincias, regiones y un congreso nacional. Solo así se puede establecer un diagnóstico serio de lo tenemos, lo que necesitamos y construir nuestro futuro en los próximos 20 años con una ley de reforma universitaria que represente estos intereses. Esto es válido para la educación, la salud, la agricultura o la minería.

Está demostrado hasta la saciedad que los apristas son expertos en saquear las arcas públicas, ya sea gobernando o estando fuera del poder. Siendo una minoría aplastante en el actual parlamento aprovechan cualquier resquicio para introducir sus uñas largas y corruptas para torcer lo que democráticamente no pudieron hacer. El prontuario delictivo de estos mafiosos es largo y que vienen desde los inicios de su fundación, basta revisar la hemeroteca para cuantificar sus fechorías. Hoy han encontrado el escenario perfecto para cometer sus tropelías y de paso hundir más la universidad peruana. Los fujimoristas son mayoría en el parlamento, están en la capacidad de aprobar cualquier tipo de ley que beneficie a sus intereses y casi ni necesitan que sea promulgada por el presidente, ya que pueden recurrir a la aprobación por “insistencia”. De hecho, estos días ya han aprobado algunas leyes importantes (ley de institutos,  1 …).

Los dueños de las llamadas “universidades” privadas

Una pregunta sencilla, ¿Por qué unos inescrupulosos y oscuros personajes están interesados en crear universidades?, (llamemos correctamente: “universidades chichas”). La respuesta es rápida y contundente. No puede ser el interés por la educación de la juventud, el desarrollo científico y tecnológico o que dispongan de algún proyecto por el país. Estos saben que la universidad pública está en crisis, en constante retroceso desde los años 70, profesores mal pagados, sin renovación, egresados sin titulación y extremamente burocráticas. De otro lado, no existe planificación nacional de las titulaciones y profesionales que necesita el país y que se debe formar, ni líneas de investigación. Es más, algunas universidades públicas está sirviendo para que caciques locales hagan carrera política. Somos testigos diarios de las huelgas y tomas de locales universitarios por todo el país, autoridades cuestionadas, mal uso o no uso del canon, etc.

Todo esto es un terreno abonado para que una banda de mafiosos trafique con la educación superior y la ilusión de miles de jóvenes. Hay un mercado abierto para estos especulares y gente dispuesta a pagar. Ofrecen todo tipo de titulaciones, desde licenciaturas hasta doctorados, sin cumplir los mínimos requisitos académicos. Ofrecen carreras de medicina sin tener laboratorio, o alguna ingeniería de moda sin saber si el mercado lo necesita. El asunto es vender, porque hay gente dispuesta a pagar por un título universitario sin valor. En el mundo de los ciegos, el tuerto es rey, sino miremos al alcalde Castañeda, titulado como arquitecto sin asistir a clases por la “universidad alas peruanas” …2

No todos necesitamos pasar por la universidad para tener un trabajo digno y sobre todo ser persona. El título pareciera ser como un título nobiliario, no importa donde lo obtengas.

Dueños de universidades en el parlamento

En las 3 últimas elecciones, dueños de universidades privadas han apoyado y financiado campañas electorales de fujimoristas, solidaridad nacional de Castañeda, alianza para el progreso de los Acuña y apristas. Algunos de estos han llegado al parlamento y sus intereses lo pusieron en evidencia infiltrándose en las comisiones de educación. He aquí algunos de estos: Miguél Angel Elías (San Juan Bautista), Osías Ramirez (Alas Peruanas), José Luna (UTP), Julio Rosas (Diego Thomson), Richard y César Acuña (César vallejo, Señor de Sipán, …). También ex-autoridades (fujimoristas) de universidades nacionales están en el parlamento como Guillermo Bocangel (U.N. Hermilio Valdizán) y Lucio Ávila (U.N. del Altiplano). Es bien conocido los intereses que tienen los apristas en universidades como San Martin de Porres, Inca Garcilaso o la U.N. Federico Villareal. En resumen, los intereses en el negocio de la educación superior son muy fuertes y cada vez se han hecho más fuerte, todos ellos constituyen un loby importante. Cuentan además con una legión de enlaces en la función pública, con quienes hacen pingues negocios con el Estado, como Master a la carta para fiscales y jueces (alas peruanas,…).

Lavado de activos

¿Porque los dueños de grandes equipos de futbol internacional está en manos de empresarios o especuladores internacionales o constructores (Barcelona, Real Madrid, PSG, Manchester, …)? No es amor al deporte, sino que es una institución ideal para el lavado de activos provenientes de sus negocios ilícitos (corrupción, evasión fiscal y narcotráfico ….3). La transferencia de jugadores con acuerdos debajo de la mesa no declarados, partidos de futbol “benéficos”, etc. Un caso relevante es el dueño del Real Madrid (Florentino Pérez), constructor y dueños de del grupo ACS S.A. que en Lima forma parte del consorcio de la construcción del metro, pero que en 2009 ..4 (como no, gobierno aprista) en extrañas circunstancias se adjudicó de proyecto de tratamiento de aguas residuales de Taboada, luego de anular la licitación ganada por otro. Lógicamente después de haber engrasado la mano del gobernante.

En el Perú las universidades privadas UPSMP y la U. Vallejo tienen sus respectivos equipos de futbol. Uno vinculado a los apristas y el otro al clan de los Acuña, ambos participaron activamente en las últimas elecciones. El antiguo rector de la UPSMP José Antonio Chang, no solo compro casa a Alan sino también se compró 3 departamentos en Florida (USA) ..5

El sujeto César Acuña y Cia, aparte de ser un mediocre político, en general lo son, paso de ser un oscuro profesor de academia en 1990 al multimillonario en el 2000 y dueño de 3 universidades. Esto no se entiende sino el dinero no viene de actividades ilícitas. Se ufanaba de tener 50 títulos, claro con dinero se compra cualquier cosa. No es más que un vulgar falsificador de trabajo ajeno, y parece que así es todo el clan. Pero el futbol no es el único medio la lavar imagen y lavar dinero, existen otras formas, sino pregunten al rector de la Garcilaso que gana 2 millones de soles al mes … 6, universidad también vinculada a los apristas.

Son estos indeseables, apristas, fujimoristas, y otros más que quieren cambiar la ley de reforma universitaria vigente desde 2015. Pretender no solo retroceder sino convertir la educación superior en privada, o mejor dicho hacer mediocre, sometida siempre a sus intereses.

En resumen, el proyecto de modificación de la ley universitaria 30220 presentada por los apristas básicamente pretende cambiar lo siguiente:

  1. Eliminar el rol rector del Ministerio de Educación en la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (SUNEDU). Pretexto: se viola la autonomía universitaria. La autonomía universitaria es relativa, se puede discutir, pero no se puede poner en cuestión el rol del Estado, que es quien debe orientar la política universitaria nacional. La autonomía que quieren los apristas es que no se les controle tanto académica como económica, que la universidad sea un brazo más de su partido o grupos mafiosos y por su puesto de recursos para sus campañas electorales. Sino como se entiende los casos de la U. Garcilaso o San Martin, César Vallejo,..
  1. Modificar el órgano de directivo de las universidades en la SUNEDU. La actual ley contempla un consejo conformado por 1 miembro del Concytec, 5 miembros por concurso público y 3 por las universidades (2 nacionales y 1 privado), en total 9. Los apristas plantean que sólo sean 6, 3 por las nacionales y 3 por las privadas. A su vez, estos elegidos por otros 6 miembros del consejo directivo, seguro que propuestos por la actual mayoría parlamentaria. Con este proyecto la mediocridad está garantizada porque se están ubicando al mismo nivel a todas las universidades, cosa que hoy en día está muy lejos que sea así. Con este criterio, las U. Alas Peruanas y San Martin serían las que manden porque arrastrarían a las más de 70 universidades privadas.
  1. De entrar en vigencia el proyecto aprista, todo lo actuado hasta el momento sería nulo. Esto quiere decir que regresaría “Cotillo” y todo el caos volvería a las universidades. Otro quinquenio perdido. A esta clase política no le interesa la educación ni la ciencia, quieren tener una masa universitaria dócil que hereda de manera perpetua la mediocridad.
  1. El proyecto aprista pretende garantizar la permanencia a las universidades privadas, ya que teniendo el control de la SUNEDU, las licencias a estas universidades ésta garantizada y con jugosas ganancias para sus promotores. En la actualidad hay más de 50 centros privados que se llaman universidad, pero que ni siquiera cumplen el 1%, muchos se han constituido porque es una buena manera de promocionarse políticamente, hacer negocios con el estado y también blanquear activos.
  1. Modificación de las infracciones que se aplicará a las universidades que no respetan el reglamento serán sancionados por la directiva del SUNEDU, según el proyecto aprista y no por el Ministerio de Educación.

No estoy seguro si en el parlamento la izquierda será capaz de parar la arremetida aprista, porque son los teóricos del proyecto, los fujimoristas dan los votos. Pero, una parte del futuro de la educación del Perú se está jugando. Busquemos dar la batalla en todos los foros presentando alternativas. Por pronto propongo una nueva ley de universidades construida desde las bases a nivel nacional, debatida en todas sus instancias, locales, regionales y termine en un congreso nacional. Redactar una agenda de trabajo con puntos concretos e inclusivos. En otras palabras, crear nuestro propio modelo de universidad y no copiar modelos caducos como se han hecho hasta ahora.

Otra acción importante es parar la demagogia caciquesca de crear universidades públicas por todos lados. No más universidades públicas. También, eliminar más de 50 universidades privadas chichas, que da vergüenza nacional y desprestigia la profesión universitaria.

Reflexiones a tener en cuenta

Por definición, la universidad es un centro de enseñanza superior y de investigación, genera conocimientos en las ciencias fundamentales y aplicadas de todas las disciplinas. La universidad está al servicio de la sociedad. Para enseñar hay que formarse e investigar, es una condición fundamental. No se puede entender una universidad sin investigación. Enseñar únicamente no tiene mucho sentido ya que mucho de los conocimientos se encuentran en internet, además muy actualizado como ocurre hoy en día. Cualquier joven avisado y con inquietudes de progreso puede aprender idiomas, formarse un oficio o simplemente culturizarse, por si solo utilizando internet. Estamos en un mundo globalizado y este proceso es irreversible. Se acabaron las clases magistrales clásicas porque ya está todo en la red. Salvo la experiencia y el título que certifica la adquisición de tales conocimientos. Por eso el papel de la investigación en la universidad es relevante. Hace la diferencia, ya que presenta nuevas soluciones y aportes que beneficia a la sociedad y esos conocimientos se transmiten a los estudiantes.

A la universidad se le mide por la cantidad de artículos científicos publicados, libros editados, patentes registradas, inventos realizados y prototipos generados. Estos valorados por la comunidad científica internacional, ¿Cuántas universidades públicas y privadas cumplen este criterio en el Perú?

Ahora bien, la gran mayoría de universidades privadas creadas en el Perú, no les interesa la investigación. Es más, les genera pérdidas porque eso equivale a invertir en instrumentación y tecnología que tienen fecha de caducidad y hay que renovar, disponer de locales adecuados que hay que mantener, etc. Eso significa pérdidas que no están dispuestos a asumir. Estas universidades no disponen de profesores permanentes, se nutren de los profesores mal pagados de las universidades públicas que entran y salen a sus locales para dar su hora de clases, sin escritorio ni silla, y ni siquiera figuran en la plana docente oficial. El fin de estas universidades es lucrarse con la educación y engañar a la juventud con el cuento de una profesión que jamás ejercerán y un título sin valor. Estas universidades representan la mediocridad y es el origen de la decadencia de la universidad peruana. Son estas universidades, según el proyecto aprista, las que decidirán el futuro de la universidad peruana.

Hay excepciones entre las universidades privadas (PUCP, UPCH, UP, UL) que cumplen las condiciones de una universidad, investigan y publican. Fueron fundadas mucho antes de los gobiernos apristas y fujimoristas. Unos con compromisos con el país y otros con intereses claros de las elites de poder. Pero estos son una inmensa minoría delante de los mercaderes mafiosos de las universidades privadas que se han extendido desgraciadamente por todo el territorio sin que haya ningún control.

Las universidades públicas dependen del Estado, por tanto es el Estado quién decide la política de la educación, la ciencia e investigación que necesita el país. En teoría, el Estado financia la universidad y por ende la investigación. Su rol es determinante y decisivo en las políticas de la enseñanza superior y de investigación. El Apra en alianza con los fujimoristas pretenden que la representación universitaria en el SUNEDU sea con igual representación privada y pública no hace más que reflejar sus intereses de destruir la universidad pública, hacer negocio con la educación superior,

Hasta aquí mi reflexión. Seguiré ordenando las ideas.

Referencias

1 “Congreso oficializó Ley de Institutos y Escuelas de Educación Superior”, diario Perú21, 2 de noviembre de 2016.

2 “Alcalde Castañeda Lossio se graduará de arquitecto en Alas Peruanas”, diario El Comercio 23 de noviembre de 2009.

3 “El futbol se usa para lavar dinero”, BBC Mundo, 1 de julio de 2009. Ver el enlace:

http://www.bbc.com/mundo/deportes/2009/07/090701_1634_futbollavadodinero_gtg.shtml

4 “ACS de España obtuvo la concesión de la planta de aguas residuales Taboada”, diario El comercio 26 de febrero de 2009.

5 “El tercer depa de Chang”, Semanario Hildebrang en sus trece, 11 de noviembre del 2016.

6 “Rector de la universidad Garcilaso gana más de S/. 2 millones mensuales”, diario El Comercio, 20 de mayo de 2013.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *